fbpx

Blog Single

10 Dic

CUIDADO DE LOS ADULTOS MAYORES EN VERANO

Los ancianos sufren con las altas temperaturas ya que  no se adaptan bien a los cambios repentinos de temperatura. Con el  envejecimiento se producen cambios en la termorregulación del cuerpo y la percepción de clima. De manera que, las personas de edad avanzada en ocasiones no tienen una sensación de sed demasiado intensa, por lo que beben menos y se deshidratan con mayor facilidad.

Las Recomendaciones de nuestras enfermeras a domicilio,  para evitar problemas por el exceso de calor.

BEBER MUCHA AGUA

La cuidadora a domicilio debe controlar la cantidad de agua que bebe el anciano y cerciorarse de que es la suficiente, invitándole a beber aunque no tenga sed.de forma constante y a lo largo de todo el día, de 2 a 4 vasos de agua fresca por hora. El agua debe beberse a sorbos y no debe estar demasiado fría, puesto que ello puede causar rechazo por parte de la persona mayor y dolor abdominal.

USAR ROPA LIGERA

 Para una mayor comodidad de nuestros ancianos y disminuir la sensación de asfixia a altas temperaturas, es crucial que su ropa sea ligera y transpirable.

Se aconsejan tejidos como lino o algodón que les queden holgados y en caso de tratarse de una camisa con botones, evitar abrochar los botones más cercanos al cuello.

EVITAR BEBIDAS CON CAFEÍNA O ALCOHOL

La cafeína y el alcohol, además de estimular y provocar alteraciones nerviosas en las personas mayores, favorecen la deshidratación. Por eso es tan importante evitar este tipo de bebidas en los ancianos, sobre todo, en verano.

COMIDAS LIGERAS

Aumente el consumo de ensaladas, verduras y frutas, zumos. Conseguirá reponer las sales minerales que se pierden por el sudor.

Evite las comidas grasas y demasiado abundantes puesto que dificultan la adaptación al calor.

EVITAR LAS HORAS DE MÁXIMO CALOR

Evitar salir a la calle en las horas de más calor, que normalmente comprenden entre las 12:00 horas y las 17:00 horas.

Independiente de la hora de salida, hay que cuidar que el anciano se mantenga el máximo tiempo posible a la sombra y cubrir su cabeza con un sombrero o una gorra para mayor protección.

USA PROTECCIÓN SOLAR

La piel de las personas mayores está algo más debilitada por lo que la prevención frente a los efectos del sol adquiere todavía más importancia en ellos.

La utilización de protección solar es imprescindible cuando el anciano sale de casa. Usar, ojalá, factor 50.

CONTROLAR LAS HORAS DE SUEÑO

 En verano, las horas de sueño están alteradas. El calor nos hace dormir menos y, por tanto, estar más cansados durante el día.

Evitar este hecho es mucho más importante cuando se trata de personas mayores ya que las horas de sueño para ellos son esenciales para un correcto estado de salud.

Para conseguir controlar las horas de sueño, mantener unos horarios fijos es de gran ayuda. Así como, realizar algo de ejercicio durante el día aumenta el cansancio y la sensación de sueño, ayudándoles a dormir mejor.

Artículos Relacionados

Deja un comentario